Nuestros voluntarios se convirtieron en mentores del plan de vida de estudiantes




El pasado 28 de febrero nuestro programa de voluntariado llevó a cabo la actividad “Líderes del mañana” la cual tuvo como objetivo promover el empoderamiento de alumnas de los grados décimo y once de la institución educativa Dios es Amor; y a su vez enviar un mensaje en pro de la igualdad de género a la sociedad.

Previamente al desarrollo de la actividad se llevó a cabo una capacitación a los colaboradores (as) dirigida por Elizabeth Ortegón, psicóloga de la Universidad de los Andes y coach certificada en TISOC, con diplomado en formación de líderes de la Universidad Javeriana.

A través de la metodología de coaching se les enseñó a los voluntarios las herramientas de empoderamiento de jóvenes para, a partir de estas, tener las bases para orientarlas a las jóvenes en el desarrollo de su plan vida.

En el día de la actividad se invitó de forma especial a Ana Fernanda Maiguashca, segunda mujer en la historia en ocupar la junta directiva del Banco de la República y a Mónica Colín, experta en innovación social y fundadora del programa “Mujeres rompiendo barreras” de la Universidad Externado.

En su intervención, Ana Fernanda dedicó palabra de motivación a las jóvenes, enfatizando en la importancia de la educación para alcanzar los objetivos de la vida “Ustedes pueden lograr lo que se propongan siempre y cuando no se pongan límites. Deben apoyarse en su imaginación” expresó.

Además, relató su experiencia profesional y como gracias a su esfuerzo y perseverancia logró escalar posiciones hasta llegar al puesto directivo que ocupa en la actualidad. Finalizó dejando un claro mensaje a las chicas “Solamente en el mundo de los soñadores está el futuro”.

Por su parte, Mónica Colín conversó sobre la equidad de género en las organizaciones y la cultura en general, así como de aquellos estereotipos sociales que existen actualmente entre el hombre y la mujer.

Acto seguido, nuestros voluntarios y las estudiantes iniciaron una actividad interactiva, donde los primeros orientaron a las chicas a través de las herramientas aprendidas, explicándoles lo pasos para formular y ejecutar un plan de vida.

Al final de la jornada, muchos fueron los aprendizajes obtenidos y las estudiantes se marcharon con valiosos mensajes que podrán aplicar en un futuro, tanto en sus carreras profesionales como en sus proyectos de vida.

Con esta experiencia, nuestro programa de voluntariado se alineó con la estrategia de diversidad de Telefónica Movistar, que principalmente busca fomentar la inclusión de personas con diferente cultura, género, generación, habilidades, capacidades en los puestos de liderazgo de la organización.