Curiosos e inquietantes. Así quedan pacientes y visitantes del Hospital Federico Lleras Acosta, de la ciudad de Ibagué, cuando ven salir de sus habitaciones a varios niños del pabellón de pediatría. Sin importarles la incomodidad de los cables y las bombas de los medicamentos, y superando su dolor físico, los pequeños van con cartuchera de colores y cuadernos debajo del brazo a la clase del aula hospitalaria Sanarte.

1 versión de profesor
1 versión de profesor